0

¿Correr con música ayuda?

Recientemente y con el aumento de carreras populares se ha iniciado una cierta “polémica” por el hecho de correr con música. Mientras que el reglamento prohíbe competir escuchando música, hay un gran número de atletas aficionados que sí compiten con los cascos puestos. Algunos corredores aficionados y populares no son conscientes que al entrar en una media maratón están compitiendo y deben seguir las “reglas” del juego. Pero no seré yo quien critique esto y tampoco es el objetivo de este artículo.

Es mucha la evidencia científica y numerosos los estudios científicos que sugieren que escuchar música durante diferentes formas de ejercicio mejora el rendimiento. Esta mejora se atribuye a que, escuchando música, la atención del atleta no se centra en sus propias sensaciones (fatiga, dolor), con lo que disminuye así la percepción del esfuerzo y, consecuentemente, puede mejorar el rendimiento.

Se ha publicado un estudio (Effects of preferred and nonpreferred music on continuous cycling exercise performance. Priscila M. Nakamura, Gleber Pereira, Camila B. Papini, Fábio Y. Nakamura, and Eduardo Kokubun. Perceptual and motor skills 2010 110:1 , 257-264) en el que determinaron que si la música es además la preferida, el rendimiento –en este caso en cicloergómetro- es superior cuando comparado con otro tipo de música.

Correr con música

En otro estudio más reciente, se observó en corredores, que la música que pincha un DJ puede influir en la capacidad de ritmo, resultando que cuando los atletas escuchaban la música en el primer 1,5 km de una carrera de 5 km, corrían más rápido que cuando no escuchaban música o que cuando la escuchaban en el último 1,5 km. El motivo de estas diferencias podría estar en que, a mayor fatiga, es más difícil que se produzca el cambio en el foco de atención al escuchar música, lo que es más fácil al principio de la prueba cuando el corredor aún está más fresco.

Los sistemas fisiológicos pueden vibrar durante la carrera a una frecuencia de aproximadamente 3 Hz, lo que podría estar relacionado también con una mayor eficiencia. Otra investigación sobre este tema, se centró en cómo se sincronizaban el sistema cardiovascular y el desplazamiento vertical del centro de masas, con la música preferida de los atletas aficionados, a una frecuencia muy próxima a 3 Hz.

Por lo tanto, si eres popular, ponte tus auriculares y corre con música!!

Equipo Suplementae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *